Diseño al borde de la fantasía


En este departamento ruso, las paredes color miel cobran vida con una arriesgada selección de complementos decorativos que juegan, sin miedo, con el color, las texturas, los tamaños y las formas. El resultado: un lugar único, acogedor, fantástico.

Diseño al borde de la fantasía
Detrás de la puerta de entrada con paneles de metal se dibuja un imponente pasillo de azulejos de múltiples colores. Después de un par de metros, brilla el dorado de una consola y el tomate sugestivo de una silla de patas cortas. Las molduras blancas que acompañan las paredes, en un tono miel, completan una atmósfera que vacila entre la sobriedad y la fantasía.

Así, se presenta este apartamento de 250 metros cuadrados, originario de los años 90’s, ubicado en Moscú y diseñado por la firma rusa Oleg Klodt Architecture &  Design. El estilo neoclásico atraviesa toda la estructura, en medio de un coqueteo romántico entre la originalidad lúdica de detalles modernos y la serenidad de lo clásico.
Pisos de concreto, paredes de mármol, paneles de madera francesa, baldosas de hormigón…son algunos de los exquisitos complementos de diseño, que resaltan junto a una mueblería y accesorios decorativos traídos desde Bélgica, Inglaterra y Estados Unidos; y otros hechos a medida para maximizar el espacio.

En el área social, con piso de patrón espina de pescado, se fusiona una gran sala de estar con un discreto comedor de cinco sillas.  Destacan piezas como el sillón azul petróleo, que ve de frente a dos butacas con tapiz en la misma cromática, que rompen la monotonía con dos cojines aterciopelados de un naranja intenso.

Los amplios ventanales se acompañan de pesadas cortinas doradas que  envuelven el comedor. Salta a la vista las formas geométricas de la mesa y el tradicional volumen de las sillas beige. Cerca, destaca un dúo de cuadros abstractos, sobre un aparador asimétrico con paneles de cuero en el mismo tono artístico, que armonizan con la lámpara dorada de tres círculos en caída.

Las propiedades únicas de este lugar denotan carácter, bravura. Algunos ejemplos son la campana extractora, intencionalmente oxidada,  que se halla encima de una cocina de granito azul. Se exhibe como una pieza artística gracias a su formato abierto hacia el área social.

En el baño principal es imposible que pase desapercibido el laberinto de tuberías que se transforma en una magnifica luminaria. Su estética se multiplica con el efecto de un gran espejo de pared y la simpleza de un piso de cemento tratado.
En los dormitorios, con singulares ángulos, se juega con molduras de madera, que toman la forma de adornos clásicos, paneles de pared y cornisas escalonadas, que evocan una dulce brisa parisense.

En este departamento el excentricismo hace de las suyas y la finura de la estética es la regla.
Diseño al borde de la fantasía

Diseño al borde de la fantasía

Diseño al borde de la fantasía

Diseño al borde de la fantasía

Diseño al borde de la fantasía

Diseño al borde de la fantasía

Diseño al borde de la fantasía

Diseño al borde de la fantasía

Diseño al borde de la fantasía

Diseño al borde de la fantasía

Diseño al borde de la fantasía

Por: Gabriela Valenzuela.
Fotos: http://www.olegklodt.com/